Retorno a casa y a pensar en un nuevo viaje

Tras un par de días más en la costa, haciendo lo que corresponde en estos sitios, es decir, tratando de coger algo de colorcito, recargando pilas para afrontar el duro invierno (y no precisamente en lo climatológico…) y recorriendo alguna de la infinidad de playas  de un litoral de más de 100 kilómetros toca regresar a casa (más que no pese).

Es hora de la valoración final. Han sido dos semanas intensas.  Más de 2.000 kilómetros recorridos, un año que nos abandonó y la VISA pidiendo “tiempo muerto”… pero por el camino muchas experiencias y recuerdos que siempre nos acompañarán.

¿Qué decir de México? Primero, que es un gran país que merece más de una, incluso dos visitas (nosotros solo hemos visitado una pequeña parte).  Es un país de contrastes: sociales, culturales, económicos, climatológico, gastronómicos…   Donde todo es relativamente barato, excepto alquilar un coche y el hospedaje  (claro que tal vez las fechas lo propicien, ya que en Navidades hay muchos mexicanos haciendo turismo).

Contrariamente a lo que habíamos pensado, sus gentes siendo agradables, también son tímidas y reservadas (al menos en las zonas visitadas), poco abiertos a mantener conversación… aunque lo cierto es que hay de todo, como en botica¡¡¡

 El tiempo fantástico, tal vez un poquito más de sol en la playa no hubiera estado mal, pero no todo iba a ser perfecto.  Lástima que en estas fechas del año los días sean tan cortos, tal vez la primavera sea una mejor estación para hacer turismo.

Y qué decir de su gastronomía.  Las tortillas (tortas de maíz) son básicas en todas las comidas, incluidos los desayunos.  Y se comen en todas sus variantes (en quesadillas, tacos, burritos, fajitas,…) o simplemente, como pan para remojar en las salsas.  El guacamole es otro clásico como guarnición, junto con la pasta de frijoles y los totopos (triángulos de maíz fritos).

La cocina mexicana tiene fama de picante pero no es tan fiero el león como lo pintan.  En realidad es una cocina muy sabrosa y, si la buscas, variada.  Siempre se debe disfrutar de los ingredientes propios de la zona, con lo que  en la costa decídete por el pescado o el marisco y en el interior por el pollo o el cerdo (vamos, productos de la tierra).

Sólo algunos ejemplos de lo que puedes comer: cochinita pibil (también preparan la misma versión con pollo o con res), poc chuc (también en dos versiones, pollo o cerdo, macerado con zumo de naranjas amargas), huevos motuleños (similares a los huevos florentina), tzic de res (carne de res fría en tiras aderezada con cebolla morada, con lima y con cilantro), camarones con coco, sopa de lima (hay que probarla… una sorpresa para los sentidos), arrachera (carne de res a la parrilla, muy tierna y jugosa), y muchos otros platos típicos de la cocina local.  Si esto no fuera suficiente para saciar vuestro apetito y, en mitad del viaje, sentís la necesidad de engañar el estómago, seguro encontraréis una tienda de abarrotes

En la bebida también hay variedad, sobre todo en marcas de cervezas (Corona, Sol, Pacífico, Superior, Modelo, XX, Tecate,…) y de tequilas (de estos hemos probado menos).  Otra forma de conocer el país.  Lo que no debes esperar encontrar es un buen vino nacional, al menos, nosotros no lo encontramos.  Es posible que encuentres vinos chilenos y algún vino español, pero poco más.

 

En cuanto a la seguridad, que tanto nos preocupaba, en ningún momento sientes inquietud, todo lo contrario.  Sólo cuando ves al ejército o los controles de la policía federal, te acuerdas de las noticias que traspasan sus fronteras. Puedes viajar con total tranquilidad, y hacerlo en coche es una muy buena forma (además la gasolina es  bastante barata, 0,50 Eur / litro), sólo tienes que tener un poco de prudencia y de paciencia con sus conductores y alguna de sus carreteras.

En definitiva un país que si tienes oportunidad no dejes de visitar, haz de tu experiencia un #mexicodiferente y anímate a descubrir un país que te ofrece casi de todo. Nosotros lo hemos disfrutado. Ahora toca empezar a pensar en un nuevo destino.

Esta entrada fue publicada en Chiapas y Yucatán y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.